ESCUCHÁ *RESUMIENDO* DE LUNES A VIERNES A LAS 13 HS POR FM EL VECINAL 105.1 MHZ. Y WWW.FMELVECINAL.COM.AR





   Inicio           Política          Policiales    Institucional   Contacto                                                                              Municipales





DIARIO IMPACTO OESTE
Una manera distinta de informar
General Rodríguez





DIARIO IMPACTO OESTE - INFO@IMPACTOOESTE.NET CEL. 011 15 3289 4130 RESPONSABLE EDITOR MIGUEL A. TAGLIAMONTE
   Inicio           Política          Policiales    Institucional Sexualidad      Contactos                                                         Municipales




El Municipio quiere aplicar una ordenanza sobre la Tasa de Seguridad e Higiene, mediante la presentación de declaración jurada, lo que aumentaría considerablemente el valor, pero además quiere cobrar una diferencia 5 años para atrás.

Sosteniendo que la administración anterior hizo mal las cosas, cobrando la tasa de seguridad e higiene de manera automática, y no aplicando la ordenanza vigente desde el 2011, la actual administración quiere ponerla en vigencia. Dicha aplicación produciría una suba importante en el valor que pagan los contribuyentes, ya que la misma sería con declaración jurada, la que es en relación a cantidad de empleados y montos facturados.
Por tal motivo, el jueves 3 de Noviembre de 2016, se realizó una reunión con comerciantes y empresarios del distrito, en el salón Garrahan, donde Luis Brilloni, Sec. De Economía inicio una charla tratando de explicar las aplicaciones, al rato se retiro al médico, ya que estaba con un control de presión, y dejó al director de ingresos públicos para que este le de las explicaciones técnicas.


Vamos a revisar 5 años para atrás y tendrán que pagar

El director de ingresos públicos, dio una explicación técnica de los alcances de la ordenanza vigente que se empezaría a aplicar, la que en algunos casos duplicaría o triplicaría los montos que pagan. Lo cual en principio era cuestionado por los contribuyentes.

Pero lo que sorprendió a todos fue que el funcionario dijo que la administración anterior cobraba automáticamente la tasa, por lo que deducía que en la mayoría de los casos se cobro de menos, por lo que harían inspecciones a los contribuyentes 5 (cinco) años para atrás, y les cobrarían la diferencia. El hombre busco argumentos valederos diciendo que era algo que les exigía el tribunal de cuentas, culpó a la gestión anterior y a los concejales.

Los contribuyentes se quedaron atónitos, ya que lo manifestado en verdad era un mamarracho jurídico además de económico. Se entiende que los períodos anteriores están cerrados los balances, las tasas cobradas fueron emitidas por el municipio, por lo que los contribuyentes abonaron el monto devengado manifestado por el municipio, pero además los periodos anteriores de los ejercicios del municipio ya fueron aprobados por el tribunal de cuentas, algo que le quita veracidad a los manifiestos del funcionario sobre que es un reclamo del propio tribunal.

Empezaron los cruces entre el director de ingresos públicos y los contribuyentes, donde además de rechazarlo hasta les causaba gracia que les manifestaran que le iban a cobrar una diferencia por cada pago que hicieron de tasas por cada uno de los últimos 60 meses, los que fueron emitidos por el municipio.
Todos los contribuyentes manifestaron que entendían que podrían aceptarlo si se aplicaba desde la fecha, pero de ninguna manera 5 años para atrás, a lo que el hombre de economía dijo que lo podían pagar en cuotas, lo que fue rechazado de plano.

La reunión con los comerciantes era porque estos estaban que trinaban con la aplicación de la ordenanza, ya que sumado a los aumentos recientemente aprobados en el HCD, en algunos casos duplicaba o triplicaba los montos, pero la sorpresa fue cuando les manifestaron que le iban a generar una deuda 5 años para atrás, algo que se cae de plano, ya que es un mamarracho jurídico, pero también pudo haber sido una estrategia psicológica, ya que primero plantean el mal mayor de una deuda de 5 años atrás, luego la dejan sin efecto, y los contribuyentes aceptan la aplicación que les duplicas los valores actuales.